Hoy, como en cada época de la historia humana es preciso anunciar una fe viva, y no de mera ideología; fe que encuentra sentido en la persona de Jesucristo Resucitado: “¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo?” (Lc 24,5). Ante la cultura de la muerte que azota nuestro país, es conveniente fijar la mirada en quien se proclama a sí mismo como “el camino, la verdad y la vida”.

Si bien es cierto, la fe cristiana no es una mera ideología, tampoco una serie de actos aislados “bien intencionados”; es el encuentro con una Persona, Jesucristo; la cual otorga sentido y orientación a la existencia humana, no como imposición, sino como invitación a seguirle. Sin embargo, para darle a conocer es preciso utilizar los medios propicios según el contexto social y cultural. Es por esto, que se opta, en vistas a la solemnidad de cristo rey del universo, realizar una “cadena” de comunión, la cual consiste en cambiar la foto de perfil en las diversas redes sociales con el lema: ¡viva cristo rey! Considerando el impacto, ciertamente superficial, que estos medios poseen.

Ante esto, es importante no olvidar ni minimizar que la fe cristiana no se reduce a meras actividades, sino que se debe proclamar desde el encuentro interpersonal. De lo contario, cualquier tempestad la derrumba. Este tipo de estrategias son secundarias, las primarias se realizan de viva voz. 

Alan Barrio

Teología I

Comment