Constancio Miranda Weckmann.jpg

“Donde está el Obispo, está la Iglesia”, dice San Ignacio de Antioquía. Así, el Seminario busca hacer Iglesia fomentando el encuentro con su Obispo en turno, el Exmo. Don Contancio Miranda Weckman. En esta ocasión, por motivo de sus diversos aniversarios: Episcopal, Presbiteral y de vida.

Con este espíritu de comunión, seminaristas y formadores, acudieron desde horas tempranas al hogar de Don Constancio, siendo ya toda una tradición. Esta actividad consiste en expresar al Obispo el cariño y cercanía que el Seminario tiene respecto a él. Llevándose a cabo las típicas mañanitas y algunas otras canciones que fomentan un ambiente sano y fraterno. Además, conscientes de que el Pastor, para guiar a su rebaño, debe estar fuerte en su espíritu, se le entregó un ramillete espiritual mediante las manos del Pbro. Martín Barraza, Rector, realizado por seminaristas y equipo formador, compuesto de distintos actos en favor del Obispo.

Ante ello, Don Constancio dirigió unas palabras de agradecimiento a los presentes, invitándolos a seguir en este ambiente de familia. Con esto se prosiguió a la bendición de los alimentos, y así, después de un desayuno muy ameno, el Seminario regresó satisfecho a sus actividades ordinarias.

Alan Barrio

Teología II

Comment