Después de un fructuoso mes de trabajo pastoral en el que la sección de introductorio realizo labor en la parroquia de San Nicolás de Tolentino, la sección de filosofía la organización y realización de los preseminarios; y la sección de Teología estuvo haciendo apostolado en diferentes parroquias de nuestra diócesis; tuvimos en la casa de formación del seminario un mes de vacaciones donde los seminaristas pudieron convivir con sus familias, amigos y parroquia, para así tomar un descanso y seguir en el proceso formativo en sus hogares.

            Ahora ha llegado el momento de reanudar el curso, y con muchos retos, metas y esperanza el corazón de la Diócesis reanuda actividades el día de hoy a las 4 de la tarde.

            Nos encomendamos a sus oraciones, para que este corazón siga trabajando para formar los pastores que nuestra Iglesia en Chihuahua necesita. Y los que formamos parte de este proceso formativo nos preparemos con entusiasmo, entrega y generosidad para en un futuro enfrentar los retos que vienen para nuestra Iglesia.

Comment