Ayer lunes 16 de Febrero, el clero de Chihuahua estuvo de fiesta. Ya que Mons. Constancio Miranda Weckmann ordenó Presbíteros a Francisco Javier Domínguez Meraz y Carlos Daniel Reyes Pérez. La celebración dio comienzo a la 6:00 P.M.  en la Catedral Metropolitana. No pudo faltar la presencia del Seminario Arquidiocesano de Chihuahua, la presencia del clero, religiosas, familia, amigos y conocidos.

Desde muy temprano las personas comenzaron a llegar a la Catedral para agradecer a Dios por este don que otorga a estos dos nuevos sacerdotes.

La Eucaristía fue acompañada por el coro Jaire de la diócesis. El servicio del altar fue realizado por alumnos de Teología del Seminario.

El Arzobispo en su homilía compartió a los ordenandos y al pueblo de Dios un mensaje importante:

“Toda la Iglesia hoy reza por ustedes, somos conscientes de la necesidad de que cada hombre se encuentre con Cristo.

Este es un evento que a todos nos llena de alegría, estos jóvenes han sido elegidos para pasar a ser propiedad del Señor, consagrados e investidos de una misión que nos supera, anunciar la Palabra de Dios”.

Al término de la Santa Misa los nuevos presbíteros recibieron la felicitación de una multitud de asistentes que les demostró su cariño con abrazos y aplausos.

Después de la ordenación, se compartieron los sagrados alimentos en el centro pastoral de la parroquia San Felipe. Al evento asistieron las personas más cercanas a Carlos Daniel y Javier.

Elevemos nuestra acción de gracias a Dios y pidamos que siga enviando muchas vocaciones al Sacerdocio y que el Evangelio siga siendo un motivo de esperanza para nuestra diócesis.

 

Helder Hernandez Montoya 

Filosofía III

Comment