En punto de las 7:00 pm, la comunidad en pleno del  Seminario se reunió para celebrar la Santa Eucaristía por el aniversario del martirio de nuestro santo, San Pedro de Jesús Maldonado.

Fue una celebración solemne, presidida por el Pbro. Rogelio Márquez Nevarez, en donde el vicerrector de la sección del curso Introductorio resaltó en su homilía tres puntos importantes referentes al evangelio de hoy (San Marcos 7, 24-30):

1.- “Somos sepulcros blanqueados”, porque al igual que los fariseos tenemos el conocimiento pero no lo llevamos a la vida.

2.- “Cuando se nos dice fariseos nos queda demasiado grande este nombre”, por todas las cualidades que ellos tenían y de las cuales muchas veces nosotros carecemos.

3.- “Lo único que nos salva de nuestros fariseísmos es el dejarnos tocar por Jesús”, como lo hizo San Pablo al quedar ciego y dejarse conducir por los demás.

También recordó la importancia de las palabras de este mártir chihuahuense, “Nuestro corazón debe estar en el cielo y el en el sagrario”. Comentó que el Seminario es una experiencia formativa donde es necesario dejarnos conducir por otras personas.

Es importante mencionar la presencia en la celebración de los diáconos Carlos Daniel Reyes y Fco. Javier Domínguez, quienes concelebraron junto con el equipo formador. Ellos se encuentran en retiro en las instalaciones del Seminario, preparándose para la ordenación presbiteral el próximo 16 de febrero del presente año.

 

Helder Hernández Montoya

Filosofía II

Comment