Este viernes 5 de diciembre, la Arquidiócesis de Chihuahua se vistió de luto tras la muerte del Presbítero Félix Juan Pinoncely Proal a los 71 años de edad, 45 de los cuales entregó al servicio de Dios. 

Luego de una serie de complicaciones a su salud que padecía desde hacía un mes aproximadamente, el sacerdote entregó su vida al Creador, por quien fue llamado para proclamar a todas las naciones su Buena Nueva.

En sus pláticas, el ex párroco de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, donde tuvo su última encomienda, afirmaba que desde los 12 años tuvo inquietud por el sacerdocio, al cual ninguno de sus padres o hermanos se opusieron; al contrario, fue apoyado desde el momento en que decidió entrar al Seminario menor, en aquel entonces.

Pinoncely Proal afirmaba que aunque tenía la inquietud, aseguraba que no pasaba de un mes su estancia en el Seminario, sin embargo pasó casi medio siglo y él continuó con su labor pastoral a la cual el Señor lo llamó.

El 8 de abril de 1968, tras 12 años de estudios en el Seminario de Chihuahua, se ordenó como sacerdote al lado de Dizán Vázquez y Carlos Tarango. 

Luego de ordenado, tuvo como primera encomienda el Santuario de Guadalupe en Chihuahua capital; luego lo enviaron tres años y medio a Ojinaga; 16 años en Álvaro Obregón cuando Cuauhtémoc era parte de la Arquidiócesis de Chihuahua en donde atendía casi 30 comunidades.

Tras 20 años fuera de la capital, regresó como párroco de Cristo Rey en donde pastoreó por 10 años a esa comunidad; le siguieron el Perpetuo Socorro, Santo Niño de Praga y finalmente Nuestra Señora de San Juan de los Lagos.

Cabe destacar que su feligresía lo recuerda por su gran ánimo, una sonrisa fresca y honesta, así como por su gran devoción a la Virgen María y su incansable promoción por la adoración al Santísimo Sacramento; por cierto, en su última parroquia inauguró la primera y única capilla de adoración perpetua en la Arquidiócesis.


El cuerpo está siendo velado desde este viernes en la parroquia de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos; ha trascendido que la Santa Misa será presidida por el Arzobispo de Chihuahua, Don Constancio Miranda Weckmann este sábado en punto de las 12:00 horas.

Nos unimos en oración por la pena que embarga a los familiares, amigos y en sí a la Iglesia Arquidiocesana de Chihuahua.

“Si creemos que Jesús ha muerto y resucitado, del mismo modo a los que han muerte en Jesús, Dios los llevará con Él”
(1 Ts 4,13)

 

Manuel Escogido Zubiate
Seminarista de Primero de Filosofía

1 Comment